Estar cómodo en la incomodidad del cambio